Reformas en el hogar: ¿suelos de parqué o tarima flotante?

En las reformas de viviendas, los suelos de madera se han convertido en una opción indispensable que nunca pasa de moda. Son sencillos y a la vez elegantes, pero… Cameroon . ¿sabrías distinguir entre un suelo de parqué y uno de tarima flotante?. Las diferencias entre ambos son importantes, y debes tenerlas en cuenta antes de emprender las reformas de tu casa.

Empecemos por el parqué

El parqué son tablillas de madera que suelen tener aproximadamente 1 cm de espesor, el ancho y la longitud es variable, pero suelen tener como máximo unos 45 cm de largo. Se instalan en bruto, pegadas sobre una solera bien nivelada y finalmente se termina acuchillando y barnizando las tablillas. Las maderas que más se utilizan son el roble, pino y jatoba.

Reformas de suelos: tarima flotante o parqué
Grupo Lenda realiza reformas en suelos. Te ayudamos a decidir si elegir tarima flotante o parqué.

El parqué es el pavimento de madera más tradicional en decoración de interiores, pero a cambio de su autenticidad requiere más cuidados. Cada cierto tiempo habrá que acuchillarlo y barnizarlo, lo que dependiendo de cada caso puede suceder cada cinco o diez años. También hay que tener en cuenta que la madera es un material sensible a los cambios de humedad y temperatura, y especialmente a los arañazos.

Hablemos de tarima flotante:

Grupo Lenda instala tarima flotante en su reforma de suelos.
Las reformas de suelos con tarima flotante tienen la ventaja de que son más cómodas de instalar.

Cuando hablamos de tarifa flotante, estamos hablando de una forma de instalación, estamos diciendo que sobre el suelo actual que debe estar perfectamente nivelado vamos a instalar de “manera flotante”, es decir no pegada, tablas que van con machihembrado y que se unen entre sí, como si fuera una especie de puzzle; instalada sin pegar a la solera.

Dentro de las tarimas flotantes la capa de uso, que es la lámina que vemos y pisamos, puede ser de madera natural o puede ser sintética o laminada.

Una tarima flotante de madera suele tener entre 14 y 8 mm de espesor y su capa de uso de madera noble suele tener unos 3 mm de espesor. Son de fácil instalación y vienen totalmente acabadas de fábrica, es decir ya vienen con el barniz dado y listas para instalar.
Mientras que una tarima flotante laminada o sintética suele tener 8mm de espesor y se diferencian unas calidades de otras por su resistencia a la abrasión. Según el número de vueltas soportadas, los suelos se clasifican en:

  • AC-1 (más de 900 vueltas)
  • AC-2 (más de 1.800 vueltas
  • AC-3 (más de 2.500 vueltas)
  • AC-4 (más de 4.000 vueltas)
  • AC-5 (más de 6.500 vueltas)

Las categorías comerciales suelen ser las tres últimas, y los anunciantes las recomiendan según los siguientes usos:

  • AC-3 (uso normal, vivienda)
  • AC-4 (uso elevado, locales comerciales)
  • AC-5 (uso intensivo, bares, centros comerciales)

La tarima flotante presenta muchas ventajas frente al parqué tradicional, comenzando por su instalación.

Podrás colocarla directamente encima de tu antiguo suelo siempre que este esté bien nivelado, algo bastante sencillo debido a los nuevos sistemas de anclaje que no necesitan cola. La tarima está compuesta por varias capas, y es importante que la última (es decir, la que pisamos) sea de calidad y disponga de un tratamiento especial. Por todo esto la opción que más se está utilizando hoy en día es la colocación de tarima flotante sintética, por su buena relación calidad precio y fácil mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*